El asombroso perro Sabueso de San Huberto











Sabueso de San Huberto
El sabueso de San Huberto, el más antiguo de los sabuesos que cazan sólo por olfato, es uno de los mejores rastreadores y en la actualidad lo utiliza la policía. Los pliegues de su piel le dan un aspecto triste aunque es un perro muy cariñoso.

Sabueso de San Huberto, raza de perro de caza, el más antiguo de los perros de rastreo. Al parecer, la raza ya existía en los países mediterráneos antes de la llegada del cristianismo y fue introducido en otras zonas de Europa durante la edad media. Incansable en la persecución de su presa, el sabueso de San Huberto puede seguir un rastro sobre una superficie seca sin pistas visibles y, tras cruzar un río, reconocer el olor en la otra orilla. Se sabe que puede seguir el rastro de un hombre durante más de 80 km. Este perro, que no ataca presas humanas, es utilizado por la policía de algunos países para rastrear fugitivos.
El sabueso de San Huberto tiene una piel fina y amplia que cuelga en pliegues alrededor de la cabeza y el cuello, formando una papada; ojos con forma de diamante y hundidos que le dan un aspecto triste, largas orejas que caen en pliegues, cuello largo, hombros inclinados y musculosos y costillas muy combadas. El pelaje es rojo y castaño o leonado. La altura es de 66 cm o más, el macho pesa entre 41 y 60 kg y la hembra de 36 a 45 kg. Se trata de un perro muy afectuoso, aunque un poco tímido y susceptible, distraído algunas veces.

domingo, 10 de abril de 2011

No hay comentarios :

Entradas populares