Branquia









Branquia
Órganos respiratorios
Las branquias, localizadas en las hendiduras branquiales dentro de las cámaras branquiales, son unos filamentos laminares carnosos con unas extensiones llamadas lamelas. Cuando el agua fluye por las branquias, el oxígeno que contiene se difunde a la sangre a través de los vasos sanguíneos de los filamentos y de las lamelas. De forma simultánea, el dióxido de carbono de la sangre del pez se difunde hacia el agua, que es expulsada del cuerpo.

Branquia, uno de los órganos respiratorios pares que aparecen en muchos de los animales que respiran el aire disuelto en el agua; también se encuentran estos órganos en la fase embrionaria de los animales que respiran aire, pero que han evolucionado a partir de un medio ambiente marino. En general, las branquias consisten en excrecencias de la pared corporal y son estructuras que poseen una pared delgada y reciben una gran cantidad de vasos sanguíneos (véase Sangre). La estructura de las branquias puede variar mucho, pero siempre están dispuestas de manera que son bañadas constantemente por el agua; el oxígeno presente en el aire disuelto pasa a través de las membranas delgadas de la branquia al torrente circulatorio del animal. Al mismo tiempo, el dióxido de carbono de desecho, presente en la sangre del animal, atraviesa las membranas de la branquia en dirección opuesta y es vertido en el agua. Los gusanos anélidos, los braquiópodos, los moluscos, los equinodermos, ciertos artrópodos, los peces y las larvas de los anfibios están dotados de branquias.

martes, 20 de septiembre de 2011

No hay comentarios :

Entradas populares