Lago Erie









Los asombrosos lagos
Lago Erie

Faro en el lago Erie, Ohio
El lago Erie, el más meridional de los Grandes Lagos, es el menos profundo, con sólo 19 m de profundidad media. Esto dificulta la navegación de los barcos cuando hay tormentas, por lo que la presencia de faros es necesaria, como este de Marblehead, Ohio (Estados Unidos).

Lago Erie, el más meridional y el cuarto en tamaño de los lagos que se conocen como los Grandes Lagos de América del Norte; limita al norte con la provincia canadiense de Ontario, al este con el estado de Nueva York, al sur con Pensilvania y Ohio, y al oeste con Michigan. La frontera entre Estados Unidos y Canadá sigue, en su mayor parte, el eje longitudinal del lago, que se extiende en dirección noreste y suroeste 388 kilómetros. El lago ocupa un área de 25.667 km2, cuya extensión se divide casi equitativamente entre Estados Unidos y Canadá. La cuenca hidrográfica ocupa unos 58.790 km2 de superficie. El punto más alto del lago está a 174 m de altitud, y la anchura máxima es de 92 kilómetros. Alcanza una profundidad de hasta 64 m, pero la profundidad media es sólo de 19 m, lo que lo convierte en el menos profundo de los cinco lagos.
El lago Erie recibe aguas del lago Hurón, situado al norte, del lago Saint Clair, a través del río Saint Clair, y del río Detroit, todos ellos navegables, además de otros ríos más pequeños, entre los que destacan los ríos Big Creek y Grand por el norte, el río Cattaraugus Creek por el este, los ríos Cuyahoga, Sandusky, Portage y Maumee por el sur, y los ríos Raisin y Hurón por el oeste. Las únicas salidas del lago son el río Niágara y el canal navegable de Welland, a través de los cuales se une con el lago Ontario. Hay varias isletas en la parte occidental del lago, entre las cuales está la de Pelee, en Ontario (el extremo más meridional de Canadá), y las de Kelleys, North Bass, Middle Bass y South Bass, en Ohio.
Debido a su poca profundidad, el lago puede ser peligroso para la navegación con tiempo tormentoso por las marejadas que se levantan. Además, a causa del hielo, no es navegable desde mediados de diciembre hasta últimos de marzo. Sin embargo, a pesar de estos impedimentos, gran parte del transporte se realiza por el lago Erie, que está integrado en el sistema del canal de San Lorenzo. Además, se comunica con el río Hudson (y por lo tanto con el océano Atlántico, en Nueva York) mediante el canal del Erie. Desde la región del lago Superior se transportan grandes cantidades de mineral de hierro a los puertos situados en la orilla sur del lago. Entre estos puertos, que están al servicio de la importante industria siderúrgica de Ohio y Pensilvania, destacan el de Erie en Pensilvania, y los de Conneaut, Ashtabula y Cleveland en Ohio. El puerto de Buffalo, en el estado de Nueva York, en la orilla oriental del lago, es importante para el transporte de cereales, y Toledo, en Ohio, en la orilla occidental, se utiliza sobre todo para el transporte de carbón.
El explorador francés Louis Jolliet fue el primer europeo que visitó el lago Erie, en el año 1669, tras lo cual Francia estableció puestos para el comercio de pieles en sus orillas. Gran Bretaña se hizo con el control del lago a mediados del siglo XVIII, durante la Guerra francesa e india hasta que por el Tratado de Jay de 1794 se dividió la soberanía del mismo entre Gran Bretaña y Estados Unidos. Fue el escenario de una victoria naval durante la Guerra de 1812 en Estados Unidos. Durante el siglo XX, los residuos industriales sin depurar y las basuras municipales vertidas en la zona industrializada de Ohio, han sido causa de la grave contaminación de sus aguas.

sábado, 17 de diciembre de 2011

No hay comentarios :

Entradas populares