Lago Tiberíades










Lo asombrosos lagos
Lago Tiberíades

Lago Tiberíades, Israel
El lago Tiberíades, conocido en la antigüedad como mar de Galilea, entre otros nombres, se localiza en el norte de Israel, muy cerca de la frontera con Jordania. A su importancia económica actual (la actividad pesquera y el turismo conocen un gran desarrollo) cabe agregar el papel específico que tuvo en la edad antigua como lugar en el que confluían algunas de las rutas comerciales de la región y escenario en el que se desarrollaron importantes episodios de la vida de Jesucristo.

Lago Tiberíades o Mar de Genesaret, lago de agua dulce en el noreste de Israel. El río Jordán fluye a través de él. Tiene forma de pera y una longitud, de norte a sur, de 23 km. La anchura máxima, cerca del extremo norte, es de 13 km, y la profundidad máxima es de 46 m. Ocupa un área de unos 166 km2. El lago es conocido fundamentalmente a través de los hechos de la vida de Cristo y sus apóstoles. En la Biblia se le menciona con los nombres de mar de Chinnereth o Chinneroth, Gennesar, lago de Gennesaret, mar de Galilea, y mar de Tiberíades, nombre que ha conservado en el árabe actual, Bahrat Tabariye. El lago está a 207 m bajo el nivel del mar Mediterráneo, y forma parte del Gran Rift Valley. En una época geológica anterior, el lago era parte de un inmenso mar interior que se extendía desde los pantanos de Hula, en el norte de Israel hasta unos 64 km al sur del mar Muerto. El Tiberíades está completamente rodeado de playas, con escarpes en las orillas del este y el suroeste, y llanuras al norte y noroeste. El agua del lago es fría y cristalina, en la que abundan distintas especies de peces, principalmente sardinas y tilapia, que son la base de la industria pesquera de la comarca. También abundan distintas especies de aves principalmente los somormujos, las gaviotas y las grullas. Las tortugas, los cangrejos de río y otros pequeños crustáceos, llamados pulgas de playa habitan en sus orillas.
En el pasado, sus proximidades eran lugares densamente poblados, y en él convergían varias de las más importantes rutas comerciales de Asia Menor. En sus orillas se levantaban nueve ciudades, y era el centro de una importante industria pesquera. Actualmente, de las ciudades bíblicas sólo existe Tiberíades, en su orilla occidental.

"Asombra la creatividad del hombre, pero la naturaleza anonada"

jueves, 5 de enero de 2012

No hay comentarios :

Entradas populares