Aparato reproductor Femenino











El papel del aparato reproductor femenino es más complejo que el del masculino. Además de producir células sexuales conocidas como óvulos, el cuerpo femenino también protege y nutre al feto durante un periodo de unos nueve meses, mientras crece dentro del útero de la madre. Además, las mamas de la mujer sirven para proporcionar sustento a los recién nacidos.
Haga clic sobre las palabras en rojo para obtener más información sobre las partes del aparato reproductor femenino.
Mama
Durante el embarazo, el tamaño de las mamas aumenta, pues las glándulas mamarias se desarrollan en preparación de la lactancia. La leche puede proporcionar todo el alimento que un recién nacido necesita. Cuando el recién nacido se amamanta, la acción succionadora estimula la liberación de oxitocina, una hormona que promueve la expulsión de leche.
Ovario
Los principales órganos reproductores de la mujer son los ovarios, un par de glándulas en forma de almendra. En la pubertad, los ovarios producen unos 400.000 óvulos. Cada mes se libera un óvulo del ovario y se dirige a una de las trompas de Falopio. Si el óvulo se une a un espermatozoide en su camino hacia el útero, se produce la fecundación. El óvulo fecundado pasa entonces al útero y se implanta en la pared . Si un óvulo no es fecundado, pasa de la trompa de Falopio al útero y desde allí es expulsado del organismo en el siguiente ciclo menstrual.
Útero
El útero es un órgano hueco, muscular y con forma de pera. Durante el embarazo el óvulo fecundado llega al útero y se implanta en la pared, formando el embrión. Tras los dos primeros meses de vida uterina, el embrión recibe el nombre de feto. Unas 40 semanas después de la fecundación, nace el niño. Durante el alumbramiento, el niño es expulsado del útero a través de la vagina, un tubo que comunica el útero con el exterior del organismo.

lunes, 3 de septiembre de 2012

No hay comentarios :

Entradas populares