Los volcanes más famosos









A las ocho de la mañana  de 1902 entró en erupción el volcán  Monte Pelado  (Monte Pelée), en la isla francesa  de la Martinica, en el Caribe. En tres minutos quedó destruida  la  ciudad de San Pedro. Calles y edificios  quedaron convertidos en escombros, naufragaron los barcos surtos en el puerto, la catedral se derrumbó y unas 30,000  personas perdieron la vida; sólo dos hombres  se salvaron, uno  de ellos era condenado a muerte. Aunque su celda era muy fuerte el techo se derrumbó ante la furia del volcán y estuvo sepultado durante tres días antes de ser rescatado.

Catástrofes causadas por un volcán. krakatoa

Ha sido la mayor catástrofe volcánica del siglo actual; no obstante la han precedido hecatombes mayores. El 14 de agosto de 1883 estalló Krakatoa, en el Estrecho de Sundra, entre Java y Sumatra, causando la muerte de 36,000  personas, la erupción se escuchó   a 5,000 kilómetros  y los efectos de la marea  se apreciaron, incluso en el Canal de la Mancha.
El cielo sobre Krakatoa se tiñó de  amarillo lóbrego y luego todo se escureció. Una lluvia de barro espeso cayó  sobre Batavia a 160 kilómetros de la Isla.

La ceniza volcánica

El choque del flujo piroclástico ocasionó innumerables muertes a causa de asfixia y quemaduras, además  una inmensa nube de cenizas  descendía  lenta e incesantemente a razón de un metro por hora, que  asfixió zonas situadas a más de 60 kilómetros. Con poderoso estruendo reventó el cráter del volcán  y 33 kilómetros cúbicos de polvo cubrieron una extensión de 8,000 kilómetros cuadrados; después de expulsar toda la lava, el volcán se desplomó y se hundió en el mar.

Nacimiento de un Volcán. El Paricutín

Sesenta años después, unos campesinos de Michoacán México (México), descubrieron como los volcanes modifican  la superficie  terrestre. En la mañana del 20 de febrero de 1943, tras un atronador temblor de tierra, empezó a salir humo  por una hendidura de un maizal. Aquella misma noche, las piedras al rojo vivo  se elevaban a 300 metros.  A los pocos días empezó a brotar lava  y en junio se abría una segunda boca en el recién nacido cono del Paricutín.

El Volcán Paricutín sepulta un poblado

 En pocos mese el cercano poblado de Parangaricutiro  fue sepultado por la lava, quedando sólo a la vista el campanario de la iglesia la altura del Paricutín  con respecto a la llanura circundante es de 400 metros y desde 1952 ha  cesado su actividad volcánica.

Nace una isla volcánica

El 14 de noviembre de 1963, el pesquero del capitán Gudmar Tomasson, faenaba frente a las costas de Islandia cuando  el mar comenzó a hervir repentinamente. A través de una inmensa  nube de vapor surgió sobre las aguas una oscura  aparición. Se trataba de una nueva isla volcánica que las pocas semanas tenía 173 metros de altura y dos kilómetros de longitud. Fue llama Surtsey   en recuerdo a un legendario gigante Islandés. Después de su lento nacimiento la isla evolucionó lentamente. Primero llegaron los pájaros que trajeron consigo semillas, en junio de 1967 brotó la primera  flor, un alga marina blanca. Las corrientes marinas depositaron  nuevas semillas,  y al cabo de tres años  arraigaron cuatro clases de plantas superiores y 18 de musgos.

Muerte de una isla volcánica

Los araos comunes y los fulmares  fueron las aves que hicieron dela isla su morada. Pero Surtsey no será hogar permanente, ya se  está hundiendo y el mar erosiona su lava. No será la primera isla volcánica en desaparecer. En 1945 otra isla de 45 metros de longitud emergió en la Bahía de Walvis , en el África sudoccidental. Tres  meses después, cuando los cartógrafos se disponía a incluirla en los mapas, un barco de reconocimiento advirtió que ya no existía.

La lava volcánica

La lava volcánica no procede del núcleo de Tierra, tienen sus orígenes a 50 kilómetros de la superficie, donde gases incandescentes funden la roca, así se crea la presión que empuja los materiales fundidos  a través de la corteza terrestre.

Centeneras de volcanes

Hay más de 500 volcanes en el mundo, la mayoría se encuentra en el  llamado Cinturón de Fuego, que rodea el Océano Pacifico. Fuera de este anillo existe otra cadena de volcanes  que surca el Océano Atlántico, desde Tristan de Cunha  y los Azores, hasta Islandia. En el Mediterraneo hay otro grupo que incluye al Vesubio, el Etna, el Stramboli  y el Vulcano.

Del Gran libro de lo asombroso e inaudito.

lunes, 5 de julio de 2010

No hay comentarios :

Entradas populares