El asombroso Milpiés









Es un artrópodo segmentado que vive en hábitats cálidos y húmedos de todo el mundo. Puede tener entre 9 y más de 100 segmentos, cada uno con un par de patas. Se alimentan de vegetación descompuesta y son, en general, inofensivos. Cuando se sienten amenazados se enroscan y adoptan forma esférica. Para defenderse de los insectos depredadores, dependen de sus glándulas hediondas que segregan una sustancia maloliente para repelerlos.

Milpiés, cualquiera de las cerca de 1.000 especies de artrópodos cilíndricos y de múltiples patas. Distribuidos por todo el mundo, los milpiés tienen cuerpos segmentados con un par de patas en el tercero de los cuatro segmentos torácicos y dos pares en cada uno de los segmentos abdominales. El número de estos últimos varía entre 9 y 100, e incluso más dependiendo de la especie. Debido a sus numerosas patas, estos animales caminan lentamente con los pies moviéndose como una ola por debajo de su cuerpo. Su longitud oscila entre 0,2 y 23 cm. Los milpiés tienen una capa protectora dura de calcio que contiene quitina (excepto en algunas especies de pequeño tamaño), dos ojos simples, un par de mandíbulas, dos antenas cortas, y, en la mayoría de las especies, unas glándulas hediondas con secreciones que repelen o matan a los depredadores de los insectos. Cuando el animal está atemorizado, utiliza otra estrategia protectora que consiste en enrollarse sobre sí mismo formando una espiral o una pelota. Los milpiés viven en lugares oscuros y húmedos, se alimentan de plantas pútridas y, aunque algunas veces dañan los cultivos, enriquecen el suelo. Se desarrollan mediante mudas y pueden vivir de uno a siete años.
Clasificación científica: los milpiés constituyen la clase Diplopoda.


sábado, 4 de diciembre de 2010

No hay comentarios :

Entradas populares