Muralla de Adriano










La asombrosa Muralla de Adriano
Muralla de Adriano

Hacia el año 122, el emperador romano Adriano ordenó construir una muralla para proteger Britania de los ataques de los belicosos pictos. Esta barrera defensiva contaba con una serie de fuertes y torres de vigilancia.

Muralla de Adriano, antigua fortificación romana levantada en el norte de Britania. En un principio tenía 117 km, desde el golfo de Solway, en el oeste, hasta la desembocadura del río Tyne, en el este. Su función fue proteger la frontera norte de la zona romana en Britania contra los caledonios. También marcó la frontera de la jurisdicción civil romana.
El emperador Adriano ordenó su construcción hacia el 122 d.C., y el trabajo continuó hasta aproximadamente el 127 d.C. La muralla, construida de piedra en su totalidad, en su forma final tenía de 2,4 a 3 m de grosor y probablemente de 3,6 a 4,8 m de altura. Una vía militar la recorría por su cara sur, y se construyeron una serie de fuertes guarnecidos y puestos de centinela a lo largo de la muralla. Se cavó también una zanja a lo largo de su cara norte, excepto donde los riscos le daban protección natural. Los pictos rebasaron la muralla tres veces (en el 197 d.C., en el 296, y en el 367), y al final fue abandonada hacia el 400. En 1987, los restos de la muralla que se conservan, fueron declarados Patrimonio cultural de la Humanidad.

domingo, 26 de agosto de 2012

No hay comentarios :

Entradas populares