Mangosta










La asombrosa:
Mangosta

Mangosta atacando una cobra
Mangosta atacando una cobra
La mangosta india es muy conocida por su comportamiento de caza, muy agresivo. Se alimenta de roedores y serpientes, incluso de serpientes venenosas como la cobra.



Mangosta india pequeña
Mangosta india pequeña
La mangosta india pequeña (especie Herpestes javanicus) no resulta tan entrañable al natural como el personaje literario de la obra de Rudyard Kipling. No es culpa suya que la gente las haya llevado a muchos lugares del mundo, lejos de su tierra de origen en el sur de Asia, para controlar la población de ratas en las plantaciones de caña de azúcar. Por desgracia, la mangosta demostró pronto que también podía controlar el número de ejemplares de otros animales, como los pájaros que construían nidos de superficie, así como reptiles y mamíferos nativos que no hacían ningún mal. Por esta razón, hoy en día, está considerada como un castigo en las islas del Caribe, Hawai y Fiji.


Mangosta, nombre común que reciben determinadas especies de carnívoros de tamaño pequeño que viven en África, Asia y Europa.

Una mangosta típica mide entre 23 y 65 cm de longitud y el color del pelaje es castaño o grisáceo. La cabeza tiene forma apuntada, la cola es larga y las extremidades son cortas. Son animales terrestres; algunas especies son sociales y de costumbres diurnas, otras son nocturnas y solitarias. La gran mayoría prefiere para vivir zonas boscosas o de matorral, aunque también pueden hacerlo en sitios áridos. La dieta está formada por roedores y serpientes. Es conocida su costumbre de cazar serpientes grandes y venenosas gracias a su portentosa agilidad, ya que no son inmunes a su veneno. La hembra da a luz una camada que oscila entre una y cuatro crías. Las mangostas han sido introducidas en muchas partes del mundo, debido al control que ejercen sobre las poblaciones de serpientes y roedores pero, en algunos lugares, como es el caso de Estados Unidos, su importación se ha prohibido, pues también matan a otros animales que son beneficiosos. Entre las especies que forman el grupo de las mangostas están: los suricatos, que viven en África del sur y el meloncillo, que vive en España, Portugal, Oriente Próximo y África; otras especies habitan en Asia, desde Arabia e India hasta Malasia.

La especie de mangosta que habita en España es el meloncillo. También recibe el nombre común de mangosta africana. Presenta el cuerpo alargado, con la cabeza pequeña y afilada, las orejas cortas, y patas de color negro. Se parece en su aspecto a los turones y a los visones, pero se distingue de ellos por su cola larga terminada en punta y por su pelaje moteado. Habita en zonas de matorral y es de costumbres diurnas; es un animal ágil y un buen nadador. Se alimenta de crustáceos, insectos, roedores, aves, anfibios, peces y reptiles. Es solitario, pero las crías permanecen junto a la madre hasta varios meses después de su nacimiento. Su distribución en España se extiende por las comunidades autónomas de Extremadura, Andalucía, Castilla-La Mancha y Castilla y León. No se conoce muy bien cuál es el estado de conservación de esta especie, pero se sabe que su área de distribución ha disminuido durante el último siglo.
Clasificación científica: las mangostas pertenecen a la familia de los Herpéstidos dentro del orden Carnívoros. Algunos autores consideran que pertenecen a la subfamilia de los Herpestinos, dentro de la familia de los Vivérridos. La especie que habita en la India se clasifica como Herpestes edwardsi, el meloncillo recibe el nombre científico de Herpestes ichneumon, y el suricato de Suricata suricatta.


martes, 17 de julio de 2012

Lobo de tierra










El asombroso:
Lobo de tierra

Lobo de tierra
Lobo de tierra
El lobo de tierra, miembro de la familia de la hiena (Hiénidos), vive a lo largo del sur y este de África. Es un cazador nocturno y su dieta consiste en carroña e insectos, sobre todo termitas. Sus mandíbulas son débiles y los dientes pequeños, por lo que resulta un animal un tanto indefenso frente a sus depredadores.

Lobo de tierra, mamífero carnívoro que está estrechamente emparentado con la hiena; aunque es de menor tamaño, se parece mucho a la hiena rayada. Vive en África meridional y oriental, y resulta menos común hacia el norte; habita territorios desérticos y de matorral pero nunca zonas boscosas. Mide entre 45 y 50 cm a la altura de la cruz, y la longitud del cuerpo oscila entre 50 y 80 cm. Se halla cubierto por un pelaje áspero y largo debajo del cual hay otro más fino y suave; además, posee una crin bien desarrollada a lo largo del espinazo, desde el cuello hasta la cola. El color es claro, similar al del ante, con algunas rayas negras verticales. Aparece raramente durante el día, y por la noche, cuando comienza su actividad, sale de su madriguera, solo o en grupo, para alimentarse de insectos, especialmente termitas. El tipo de dieta queda explicada por sus dientes pequeños y mandíbulas débiles, excepto los afilados caninos que utiliza para defenderse de enemigos como el perro. Cuando se siente atacado y, en general, en situaciones de miedo y alarma, eriza su crin con lo que aparenta un tamaño mayor; además, segrega una sustancia de olor fétido procedente de sus glándulas anales. Hacia diciembre, la hembra busca una madriguera donde dará a luz entre dos y cinco cachorros.

Clasificación científica: el lobo de tierra, también llamado proteles, se clasifica como Proteles cristatus. Aunque normalmente se considera que pertenece a la familia de los Hiénidos, algunos expertos, sin embargo, lo incluyen en una familia separada, la de los Protélidos, debido a la existencia de algunas diferencias anatómicas. Por ejemplo, el lobo de tierra tiene cinco dedos en las extremidades delanteras mientras que la hiena tiene sólo cuatro.


Lince ibérico










El asombroso:
Lince ibérico

Lince ibérico alimentándose
Lince ibérico alimentándose
Este felino carnívoro, el más amenazado del mundo, se alimenta fundamentalmente de conejos. Se trata de una especie endémica de la península ibérica, siendo su hábitat natural el bosque mediterráneo.

Lince ibérico, mamífero carnívoro de la familia de los Félidos, endémico de la península Ibérica. De tamaño mucho mayor que un gato, presenta un aspecto robusto, con las patas largas y la cola corta, con la parte terminal negra. Posee el pelaje de color pardo, a veces grisáceo, con manchas negras de distinto tamaño. Tiene las orejas rematadas por unos ‘pinceles’ de pelos negros rígidos y unas características patillas que cuelgan de sus mejillas.

Es un animal solitario, cuyo comportamiento se vuelve más sociable durante la época de celo, que comienza entre enero y febrero. El periodo de gestación dura unos 60 días, tras los cuales la hembra pare de 1 a 4 cachorros. Se alimenta fundamentalmente de conejos, pero también come ungulados, anátidas, perdices y micromamíferos. Su hábitat natural es el bosque mediterráneo.

El lince ibérico es el felino más amenazado del mundo y desde 1966 es una especie protegida en España. En la década de 1980, se estimaba que el número de linces españoles rondaba los 1.000 ejemplares. Sin embargo, el último censo, presentado en octubre de 2002, sitúa la población mundial de esta especie en torno a los 200 linces. Sólo existen 2 poblaciones reproductoras: en Doñana y en Andújar-Cardeña. Hay constancia de que sobreviven algunos ejemplares en los montes de Toledo orientales, en el sistema Central occidental y en algunas áreas de sierra Morena, pero estos núcleos aislados no parecen ser viables. Es por eso que está considerada una especie al borde de la extinción y la Unión Mundial para la Naturaleza (UICN) la ha incluido en la Lista Roja de Especies Amenazadas 2002 en la categoría “En Peligro Crítico”, reservada para aquellas especies que se están enfrentando a un riesgo extremadamente alto de extinción en estado silvestre. Las principales amenazas para el lince ibérico son, por orden de importancia: el descenso de las poblaciones de conejo como consecuencia de la mixomatosis o la neumonía hemorrágica vírica, el uso de métodos no selectivos de control de predadores, los atropellos, y la pérdida de su hábitat.

Clasificación científica: el lince ibérico es la especie Lynx pardina, perteneciente a la familia de los Félidos.

Entradas populares