Kraken










Uno de los monstruos marinos del folclore noruego es el Kraken. La leyenda tuvo que ser transmitida por marinos que afirmaban haber visto a un calamar gigante, aunque la lógica dice que debía de tratarse de un banco de calamares normales, que por efectos ópticos de los fondos marinos, producía esta alucinación.

Descubra la historia del kraken, personaje legendario de la mitología noruega, presente en numerosas historias marinas.
Kraken
El kraken, o craken, es un monstruo marino del folclore noruego, parecido a un calamar gigante. Su primera mención escrita aparece en la Historia de Noruega, de Ludvig Holberg (1752), pero el monstruo era ya conocido por los pescadores noruegos del siglo XVI. Estos notificaron que durante un día caluroso, varias millas mar adentro, los sondeos que hacían sobre la profundidad subieron misteriosamente de 15-20 brazas a solo 5, y que capturaron una cantidad anormalmente grande de peces. Según ellos, esto se debió a que un kraken estaba saliendo a la superficie, por lo que remaron hasta una distancia segura y vigilaron si aparecía. Tenía tres mil metros de largo, con brazos como mástiles, y era tan fuerte que podía echar a pique un barco de guerra. Cuando se sumergió, originó un remolino tan fuerte que arrastró varios barcos bajo el agua.
Algunos informes aseguran que solo han sido vistos dos kraken, y que sus cuerpos no serían encontrados hasta el día del fin del mundo. Otros hablan de la celebración de una misa por el obispo de Nidros a lomos de un kraken que permaneció inmóvil hasta que finalizó la celebración. También se han consignado avistamientos de estos monstruos varados en los arrecifes de Alstadhang (1680) y en Rothesay, en la isla de Bute (Escocia, 1775).
Los científicos piensan que el kraken legendario no era más que un calamar gigante y que la extraña variación de profundidad que detectaron los pescadores noruegos pudo deberse a que centenares de calamares pequeños crearon un fondo falso, confundiéndoles en su sondeo.
Fuente: Encarta

viernes, 24 de septiembre de 2010

No hay comentarios :

Entradas populares