EL Ebola










El ebola se ha presentado como una enfermedad  terrible, azote de nuestros tiempos modernos, contra el ebola no hay  vacunas ni tratamientos que puedan prevenirla o curarla. A  pesar de los avances médicos y de las maravillas de las computadoras, todavía existen enfermedades epidémicas que causan miedo y muerte como en la edad media.

El ebola es la peste moderna que ha venido a recordarnos lo frágil de la constitución humana y que en ocasiones debemos encomendarnos a Dios y pedirle ayuda contra una mal que amenaza con desbordarse por el mundo.
En la edad antigua las pestes eran contenidas por las mismas fronteras geográficas, el mundo era tan grande que   el trasladarse a otros lugares y continentes resultaba prácticamente  imposible. Un enfermo de peste no llegaba muy lejos, los tiempos de traslado no se lo permitían, el barco se convertía en su tumba, junto con la de los demás pasajeros.

Ahora, una persona infectada, en cosa de horas atraviesa los océanos y llega a su destino antes de presentar síntomas de la enfermedad, dejando a su paso una estela de contagiados, en este caso la misma  tecnología es enemiga del hombre y ayuda a trasladar el contagio por todo el mundo.
En estos momentos, Un brote «sin precedentes» se extiende por Guinea, Sierra Leona, Liberia y Nigeria. Se han registrado al menos 2.600 muertes y 5.335 casos, la tasa de mortalidad de los contagiados es del 90%, las autoridades mundiales de salud temen que la epidemia se extienda a otras partes del mundo.

El virus del Ébola causa fiebre hemorrágica viral, afectando múltiples sistemas de los órganos del cuerpo humano. Los primeros síntomas son fiebre y debilidad, nauseas, dolor de cabeza,  muscular y de garganta, poco después llega el vómito, diarrea, se afectan los riñones y el hígado, sangrado interno y externo. Los fluidos de los enfermos  son altamente contagiosos, afectando a seres humanos como mamíferos. El origen de esta enfermedad proviene de murciélagos y chimpancés de África. Esta enfermedad surgida en el 2013 está fuera de control según lo dicho por médicos sin fronteras y su propagación se está acelerando.

Imagínense un brote de  en  américa del sur, donde hay condiciones  de pobreza  y alta marginación, miles de migrantes rumbo a Estados Unidos. Recemos por que el brote  pueda ser contenido antes de que se den caso en otros países.


martes, 23 de septiembre de 2014

No hay comentarios :

Entradas populares